Claves del haiku - Vicente Haya

Materiales de iniciación al haiku y para profundizar.

Moderador: grego

Avatar de Usuario
grego
paseante haijin
paseante haijin
Mensajes: 2086
Registrado: 25 Oct 2003, 01:00
Ubicación: Sevilla (España)
Contactar:

Claves del haiku - Vicente Haya

Mensaje por grego » 06 Abr 2009, 10:05

Vicente Haya, en su libro “El espacio interior del haiku”, Shinden Ediciones, expone las 47 claves principales de un haiku bien construido.
Presentamos aquí el resumen de dichas claves que aparece como apéndice de esta edición, aunque, para una mejor comprensión de las mismas, recomendamos la lectura del citado libro.
Para una mayor utilidad didáctica, se agrupan en varias secciones.


Sección I: El punto de partida: lo que en principio sabemos sobre el haiku

I. La sencillez es esencial al haiku
II. El haiku es inseparable de la vida
III. Es importante evitar la metáfora
IV. Un haiku no es un koan
V. Huir a toda costa de la pretenciosidad
VI. El haiku es lo que ocurre en presente
VII. El silencio resulta imprescindible
VIII. El haiku que tiene sabor de wabi-sabi entronca con la tradición
IX. Comprender la trascendentalidad de cualquier cosa que ocurre
X. Un mismo haiku puede decirse de muchos modos diferentes


Sección II: El haiku como modo de expresión

XI. Un mismo haiku puede tener muchas interpretaciones posibles
XII. Morir con un haiku en los labios (jisei: “poemas japoneses de muerte”)
XIII. El haiku no tiene por qué tener metro fijo
XIV. El haiku es expresión libre
XV. Si no tiene “sabor de haiku” no es haiku
XVI. El haiku no está obligado a representar ninguna clase de valores morales o espirituales


Sección III: La clasificación del haiku

XVII. La naturaleza no puede ser juzgada por el hombre (el haiku cruel)
XVIII. Dinamitar la estética de lo bello (el haiku feísta)
XIX. El erotismo apenas existe en el haiku (el haiku erótico)
XX. El aspecto amable del mundo tiene su lugar en el haiku (el haiku cómico)
XXI. Pensar en el mundo como tentación del “yo” (el haiku filosófico)
XXII. El mundo es hierofanía para el haiku (el haiku de lo sagrado)
XXIII. Describir sin asombro lo que nos rodea (el haiku descriptivo)
XXIV. La conmiseración en el haiku por los seres sufrientes (el haiku de la compasión)
XXV. El romanticismo no pertenece al universo del haiku (el haiku de amor)
XXVI. Dejar entrever con pudor los sentimientos (el haiku intimista)


Sección IV: El “yo” del poeta y el haiku

XXVII. El “yo” puede ser excusa para ocuparse de otro objeto poético
XXVIII. El “yo” puede ser parte de la naturaleza
XXIX. El “yo” alguna vez se proyecta sobre un objeto poético
XXX. El “yo” alguna vez se confunde con un objeto poético
XXXI. El “yo” permisible cuando el poeta se agiganta y se hace cósmico
XXXII. El “yo”, cuando aparece, altera el haiku que pretende escribir
XXXIII. El “yo” del poeta y el aware


Sección V: Los secretos del haiku

XXXIV. Saber integrar lo concreto en el todo
XXXV. Comunicar con exactitud lo que se ha presenciado
XXXVI. Contar lo que no ocurre
XXXVII. Tener en cuenta el orden de presentación de los objetos poéticos
XXXVIII. Concatenar elementos para hacer posible el haiku
XXXIX. Hacer un haiku es como cocinar
XL. Todo haiku gira alrededor de un eje
XLI. Establecer los dos polos internos del haiku
XLII. El haiku se enriquece con la existencia de elementos en contraste
XLIII. Se trata de captar la invisible relación entre las cosas
XLIV. Reproducir la atmósfera de los momentos
XLV. Si no se puede imaginar la escena no estamos ante un buen haiku
XLVI. El mundo es un misterio para el haijin
XLVII. El buen haiku tiene un “pellizco” que se resiste a toda explicación

(Publicado con autorización del autor.)
El arte es la condición fundamental de todo. Susan Sontag

http://grego.es

Responder