Octubre-2012. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Colaboraciones del profesor Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala, profesor jubilado de Filología Hispánica de la Universidad de Sevilla, autor del famoso libro "El haiku japonés" (Ed. Hiperión).

Moderador: grego

Responder
Avatar de Usuario
grego
paseante haijin
paseante haijin
Mensajes: 2133
Registrado: 25 Oct 2003, 01:00
Ubicación: Sevilla (España)
Contactar:

Octubre-2012. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por grego » 22 Oct 2012, 07:39

Imagen
PROCLAMA DE LIBERTAD
En el contexto del haiku, "Proclama de libertad" no debe tomarse, ni mucho menos, en el sentido revolucionario de ruptura con las normas comunes de este tipo de poesía -pauta métrica, palabra de estación, etcétera- . No es este, por cierto, el momento de discutir dichas cuestiones.

Nuestra proclama tampoco se va a realizar con pancartas por la vía pública, ni mucho menos gritando. Es más bien la difusión de una idea mediante el "boca a boca" amigable entre conocidos, compañeros o vecinos, "sotto voce", como dirían los italianos: con una voz confidencial y bien templada. Una mente humana siente y expresa, y así se comunica con otra mente presta a escuchar. Tal es la vía de comunicación del haiku. Sus "armas" son el lenguaje cotidiano y los símbolos semánticos o de contenido que ese lenguaje puede comportar.

Viene todo esto a propósito del siguiente haiku (1) de Issa (que a continuación ilustraré con otros más recientes):
kago no tori / choo wo urayamu / metsuki kana

El pájaro en la jaula / envidia a la mariposa / ¡con unos ojos! .................... (Traducc. Antonio Cabezas)

Ave enjaulada: / ¡con qué mirada envidia / a la mariposa! ..................... (Traducc. mía)

El pájaro en la jaula es aquí, indudablemente un símbolo de la libertad perdida. Puede argumentarse que tales aves siguen siendo bellas, que aportan mucho al ambiente, que en toda casa las hay o las ha habido, que tal vez la jaula las protege del gato doméstico, o de las aves rapaces si se encontraran al aire libre... Pero sigue siendo cierto que los barrotes las privan de volar libremente y dominar el espacio, lo cual sería su felicidad.

Y en contraste, la mariposa aparece como símbolo de libertad: vuela entre las flores, bajo los emparrados, entra en las terrazas y sale de ellas, etc. Incluso existe un haiku de Bashoo al respecto.

COMENTARIO del haiku (1)

El presente haiku de Issa obedece a la métrica tradicional de 5 / 7 / 5 sílabas. La palabra de estación no es el pájaro -que, al no mencionarse su especie, puede entrar en más de una estación- sino la mariposa, y como tal, esta se constituye en símbolo temporal o kigo de primavera.

Primer verso: "kago no tori": a la letra, 'pájaro o ave de jaula'. Actúa gramaticalmente como sujeto del verbo que seguirá.

Segundo verso: "choo wo urayamu" 'está envidiando a la mariposa'. La palabra "choo" 'mariposa' aparece marcada como complemento directo mediante el sufijo "wo". Toda la frase va subordinada a una palabra que va a surgir en el tercer verso: "mitsuki" 'mirada', como oración relativa complementaria de este nombre. En suma: "mirada que refleja envidia".

Tercer verso: "metsuki kana"; "metsuki" 'mirada o expresión de los ojos'. Se completa el verso con el kireji de cierre "kana", que transmite emoción, impacto anímico -en nuestro caso, tristeza y compasión-.

La traducción ya citada de Antonio Cabezas puede considerarse dotada de la pauta métrica 7/7/5 sílabas, con tal de que se reste una sílaba al segundo verso -en principio, un octosílabo- por sinafía, fenómeno retórico definido así por José Domínguez Caparrós en su "Diccionario de Métrica Española": "Sinalefa entre la sílaba final de un verso que termina en palabra llana y la sílaba inicial del verso siguiente -que así sobraría en el cómputo silábico del mismo-. La sinafía se da entre versos cortos, o en combinación entre versos cortos y largos." Con todo, el segundo verso de esta traducción me resulta algo duro, pues el sentido pide hacer una pausa tras el primer verso, lo cual impediría la sinafía; y así el segundo verso seguiría siendo octosílabo, con la consiguiente ruptura del ritmo. De todos modos, la versión de Cabezas acaba con un pentasílabo muy logrado.

Mi traducción, tras no pocas vueltas que le he dado, encaja en la pauta 5/7/5. El tercer y último verso aparentemente tiene seis sílabas, pero puede medirse como pentasílabo mediante la sinafía; de hecho no hay pausa alguna que medie entre los dos últimos versos, y el posible artificio que supone la sinafía creo que pasa desapercibido.

En cualquier caso, queda patente en ambas traducciones el contraste entre un animal prisionero ("ave") y otro libre ("mariposa"). Todo ello interpretado por un modo de ver humano. El poeta aquí es hondamente humano, al fijarse compasivamente en esa situación de los animales, y dedicar -a su modo- un canto a la libertad.

AFINIDAD CON OTROS HAIKUS

Voy a citar dos haikus de casi dos siglos más tarde. Son obra de condenados a muerte japoneses que cantan en haiku, desde su celda, la libertad de ciertos pequeños animales. Sus poemas han sido recogidos con los de otros compañeros en una antología, que recientemente han traducido al español las profesoras Seiko Ota y Elena Gallega Andrada, con el título "Haikus en el corredor de la muerte" (de próxima publicación en la Ed. Hiperión. Cito con los haikus sus traducciones, hechas por ambas profesoras).

El primero (2) es obra de Funato (pseudónimo), que fue ejecutado a los 35 años. Funato vio moverse a una hormiga por las paredes de la cárcel, y escribió así:

ippiki no / ari no jiyuu wo / mite akazu

La libertad / de una hormiga / nunca me canso de verla.

Es significativo que la palabra "ari" 'hormiga' la escribe en silabario katakana, tal vez porque no se acordaría del ideograma, y tampoco tendría un diccionario a mano.

El segundo haiku (3) es de Yoshimitsu, en tanto que esperaba la revisión de su sentencia de muerte. Y reza así:

gokuchoo no / kobin no hana ni / choo no kishi

En la cárcel / a la flor en la botellita / viene la mariposa.

Un condenado a muerte es un prisionero donde los haya. A la prisión material se suma su prisión psicológica. Pero hasta la celda de estos reclusos llegaron la hormiga y la mariposa, a traerles un rayo de esperanza -o al menos de consuelo- ; y así ellos pudieron dejarnos estas hermosas proclamas de libertad.
Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala. Universidad de Sevilla.
El arte es la condición fundamental de todo. Susan Sontag

http://grego.es

Avatar de Usuario
estela
paseante haijin
paseante haijin
Mensajes: 2015
Registrado: 10 Dic 2009, 23:01

Re: Octubre-2012. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por estela » 22 Oct 2012, 21:18

Un bello artículo que hace reflexionar. Gracias de nuevo, profesor.

Avatar de Usuario
Gorka Arellano
paseante haijin
paseante haijin
Mensajes: 6982
Registrado: 25 May 2012, 08:27
Ubicación: Navarra (España)
Contactar:

Re: Octubre-2012. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por Gorka Arellano » 23 Oct 2012, 07:58

Muchas gracias Fernando, por estos artículos que tanto enseñan :chino

Un abrazo.
"No es el universo el que necesita mejora, sino su modo de mirar."
Nisargadatta

Avatar de Usuario
Barlo
paseante haijin
paseante haijin
Mensajes: 6257
Registrado: 09 Abr 2005, 01:00
Ubicación: La Tierra
Contactar:

Re: Octubre-2012. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por Barlo » 23 Oct 2012, 10:59

前述したように、この記事は私たちが考えさせため、教授、ありがとうございました...

(Espero que el traductor google sea un tanto coherente con la expresión original en castellano, pero cualqiera sabe....) :-)

Un abrazo
Todos conocen el Camino; pocos lo recorren

Tarsis
paseante iniciad@
paseante iniciad@
Mensajes: 149
Registrado: 25 Oct 2011, 22:05

Re: Octubre-2012. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por Tarsis » 23 Oct 2012, 12:52

Queridos amigos Estela, Barlo, Ge-érgon: Mucho os agradezco la atención con que habéis leído mi sencillo artículo, y las cálidas palabras con que me lo agradecéis. A Barlo le diré en japonés "Doomo, arigatoo gozaimasu." Un abrazo a vosotros, extensivo a todos mis lectores. Fernando

Responder