Noviembre 2013. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Colaboraciones del profesor Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala, profesor jubilado de Filología Hispánica de la Universidad de Sevilla, autor del famoso libro "El haiku japonés" (Ed. Hiperión).

Moderador: grego

Responder
Avatar de Usuario
grego
paseante haijin
paseante haijin
Mensajes: 2135
Registrado: 25 Oct 2003, 01:00
Ubicación: Sevilla (España)
Contactar:

Noviembre 2013. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por grego » 16 Nov 2013, 20:33

Imagen


ONOMATOPEYAS PARA LA NIEVE
El haiku japonés, aparte del ritmo que le confiere su consabida pauta métrica de 5/7/5 sílabas, recurre también en ocasiones a otros procedimientos fónicos, como pueden ser las reiteraciones, las onomatopeyas, las aliteraciones, los paralelismos léxicos o sintácticos, etc. Uniendo -por ejemplo- dos de estos recursos se pueden conseguir efectos doblemente sugerentes, como puede ser la onomatopeya con reiteración.

Este fenómeno se encuentra no solo en la poesía, sino también en la vida cotidiana japonesa. Una muestra son las onomatopeyas usadas para el ladrido del perro y el maullido del gato -sin ir más lejos-, que pueden servir en ocasiones incluso para referirse a los mencionados animales. A saber, y respectivamente, son las onomatopeyas: "wan-wan" (= guau guau) y "nyan-nyan" (= miau miau).

En lenguaje infantil podemos hablar a los niños japoneses refiriéndonos al perro como "wan-wan san" (el amiguito perro); algo así como si aquí a un niño español le decimos: "mira ese guagua".

Es sorprendente que a la nieve, meteoro tan silencioso y limpio, le podamos aplicar onomatopeyas; pero sí se puede hacer acudiendo a sensaciones, como veremos. La nieve admite su descripción mediante onomatopeyas que aludan a su carácter calmo y constante, o bien a su adherencia algo pegajosa hacia las cosas circundantes. Para el primero de estos dos aspectos tenemos la onomatopeya "shin-shin"; para el segundo, a su vez disponemos de "beta-beta". Como es fácil de imaginar, las dos expresiones repetitivas suponen sendos retos para su traducción, en cada caso.

De "sin-shin" citaré dos ejemplos en haiku: uno de Boosha (1900-1941) y otro de Tazuko (n. 1929); de "beta-beta" citaré un haiku del ya clásico Issa (1762-1826).

El poema de Boosha lo he encontrado en un calendario de kigo -o "Saijiki" japonés-, así como en Blyth (A History of Haiku) y en A.Cabezas (Jaikus inmortales). Dice así:

(1) shin-shin to / yuki furu sora ni / tobi no fue .......................................................Boosha

Desde unos cielos / donde nieva suave, el silbo de un milano. .....................Trad. AntºCabezas

Tenaz y en calma / cae la nieve del cielo; / silba un milano. ........................ Trad.mía

Ni Cabezas ni yo hemos tratado de traducir la onomatopeya "shin-shin to" del primer verso, pues creo que en realidad es intraducible, a no ser que se aborde por su contenido. No encuentro dicha onomatopeya en un diccionario japonés específico de términos onomatopéyicos (Gion gitaigo jiten), aunque sí aparece "shin to", como referido a algo que ocurre 'silenciosamente'. La repetición de ese "shin" en "shin-shin to" -según confirma el diccionario japonés-inglés de la editorial Kenkyuusha- sugiere además la idea de 'reiteradamente, tenazmente'.

Esa constante y silenciosa nevada que se describe en el poema, no es óbice para que el milano se atreva a emitir su pitido característico -semejante al de una flauta o "fue", que es la palabra que aparece en el texto del autor-. De hecho, el canto del milano es un ágil contrapunto al sigilo de la nieve.

En mi traducción, aunque no lo he pretendido, creo que hay un cierto efecto sonoro en cuatro apariciones de la vocal "a" al principio, tres veces tónica y una vez átona. Marcando los acentos y destacando dicha vocal, transcribo:
TenÁz y en cÁlmA / cÁe

Esta aliteración de nuestra vocal más abierta y clara junto a su vecina más próxima -la "e"-, pienso que puede sugerir valores de sosiego cósmico, afines a los de la escena descrita.

El segundo haiku que voy a citar se encuentra en la Antología bilingüe titulada "Puente de piedra / Ishi no hashi", realizada conjuntamente por haijines de Ehime (Japón) y Aragón (España) (Huerga y Fierro Editores, 2013). En dicha Antología encontramos el siguiente haiku, de Hiasa·Tazuko:

(2) shin-shin to / furitsumu yuki ya / moda no sato

Mansamente / se amontona la nieve.../ la aldea en silencio .....................Trad. Masuyama·Yoki y Félix Arce Araiz

La palabra "moda" del tercer verso es una raíz verbal sustantivada de "modasu", verbo que significa 'estar o permanecer en silencio'. Encuentro que la traducción de Yoko y Félix es muy acertada, mediante tres palabras clave: Mansamente / se amontona... / ...en silencio.

En cuanto al haiku de Issa, incide en otra propiedad de la nieve: su carácter adherente. El poema se encuentra en Blyth (Haiku, vol. 1), y en mi obra "El haiku japonés" (hk 146).

(3) beta-beta to / mono ni tsukitaru / haru no yuki ....................................................... Issa

Con tesonero empeño, / se adhiere a cada cosa / la nieve en primavera. ....................Trad. mía

Como los dos haikus antes citados, este también -siendo el más antiguo de los tres- empieza con una onomatopeya; en este caso: "beta-beta". Según el ya citado diccionario japonés de onomatopeyas, dicha expresión -que Blyth, por cierto, califica de "coloquialismo"- indica el carácter viscoso y pegajoso de ciertas sustancias, como la cola, la goma, el barro..., y también la sensación de delicada adherencia que experimentamos al acariciar el pétalo de una flor o la mejilla de un niño.

Es curioso que este haiku, aunque menciona la nieve -que es un kigo tradicional de invierno- la enmarca en primavera; y tal mención expresa de la estación florida predomina como kigo sobre el invernal de la nieve. En efecto, la nieve primaveral es nieve en deshielo o próxima al mismo; ha perdido en parte su carácter virginal de nieve blanquísima que cae; a veces incluso está sucia y se pega tercamente a las cosas -calzado, gorro, guantes, ropa en general, piel...- Por ello la palabra "mono" 'cosa' es aquí muy oportuna, por su polisemia. Igualmente cabe interpretar que la nieve se adhiere así a las cosas para no morir del todo como tal nieve.

Pero también para esta situación los japoneses tienen esa curiosa expresión "beta-beta" que -no lo olvidemos- cuenta también con una acepción llena de ternura.
Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala
El arte es la condición fundamental de todo. Susan Sontag

http://grego.es

Avatar de Usuario
Destellos
paseante haijin
paseante haijin
Mensajes: 5303
Registrado: 26 May 2012, 18:50

Re: Noviembre 2013. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por Destellos » 20 Nov 2013, 00:01

Un verdadero "regalo" como dice Grego, vaya sorpresa, nunca se me hubiera ocurrido poner una onomatopeya a la nieve, gracias Profesor por abrirnos nuevos caminos en la percepción del haiku

Un abrazo :chino
Caen las hojas...Dentro, en lo profundo Contemplo al Budha. (Santoka)

Tarsis
paseante iniciad@
paseante iniciad@
Mensajes: 149
Registrado: 25 Oct 2011, 22:05

Re: Noviembre 2013. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por Tarsis » 20 Nov 2013, 13:40

Mi agradecimiento a "Destellos" por su amable observación. Efectivamente, como dices, es difícil imaginar que la nieve sugiera onomatopeyas. Pero la poesía hace posible lo imposible. Un gran saludo de Fernando

Responder